5 cosas que debes saber

25 junio 2021

Renovación de tus muebles de jardín de madera: aquí está cómo hacerlo

¿Cómo mantener bella y cuidada la madera expuesta a agentes externos?

5 consejos para limpiar muebles de jardín de madera

Con el aumento de las temperaturas y especialmente con los hermosos días que se vuelven cada vez más frecuentes, relajarse en tu jardín es ideal.

Un espacio para vivir y decorar para convertirlo en una verdadera extensión de la casa, donde no suele faltar el mobiliario, quizás de madera.

La madera, sin embargo, es una superficie a tratar con delicadeza, víctima del deterioro biológico pero también de los agentes climáticos y, por último, pero no menos importante, de un mantenimiento incorrecto.

Partiendo de las principales causas por las que se deteriora la madera, en esta ocasión te damos cinco consejos para la limpieza de muebles de jardín de madera.

productos para la limpieza de muebles de madera

5 razones por las que la madera se deteriora

La madera es un tejido vegetal que, gracias a la nueva conciencia “verde”, está recuperando una importancia considerable, tras haber sido sustituida a lo largo de los años por el ladrillo y el hormigón en la construcción de edificios. Ampliamente utilizada en el campo del mueble, la madera, sin embargo, está sujeta a deterioro y las razones son diferentes, desde el factor humano hasta la degradación biológica.

Veámoslas específicamente.

Factor humano

Entre las primeras causas que conducen al deterioro de tus muebles de madera, ciertamente hay una que nos concierne directamente y es el factor humano.

Someter los muebles de madera a continuas reparaciones y mantenimiento, utilizando productos inadecuados o siguiendo procedimientos incorrectos, es el método adecuado para estropearlos y acabar con el mobiliario circundante en mal estado.

Luz de sol

A este factor humano se suman los provocados indirectamente por el hombre (smog por ejemplo) y los naturales, a partir de la luz. Este último, de hecho, actúa sobre la superficie de los muebles de madera y afecta el color, los componentes de tela o papel (si los hay), las chapas, las incrustaciones y la pintura.

Ya sea que se trate de una luz más directa e intensa o viceversa de rayos que inciden indirectamente en la superficie de los muebles de madera, los efectos secundarios son inevitables e incluyen procesos de decoloración u oscurecimiento severos.

Contaminación del aire

Otro factor que conduce al deterioro de la madera es la contaminación del aire.

Los productos sulfurosos de la combustión de los motores de combustión interna, por ejemplo, son contaminantes que hacen cualquier cosa menos bien para los muebles de madera, realizando una acción de deterioro que no escatima ni siquiera en papel, telas y pinturas.

Temperatura y humedad ambiental 

Otras dos razones (pero que podemos combinar en un solo factor) que afectan a los muebles de madera son la temperatura y la humedad del ambiente. Cuando sube el nivel de humedad, la madera la absorbe y nos encontramos ante una expansión plástica y deformación de este último, mientras que en caso contrario se produce una contracción y la creación de grietas en la superficie.

Degradación biológica

Un último componente, que también está ligado a la humedad ambiental, es la degradación biológica, que es un proceso de deterioro natural favorecido por condiciones ambientales no óptimas. La degradación biológica es una invitación de boda para los insectos que atacan la madera en busca de alimento; las termitas, en particular, son los huéspedes más peligrosos, ya que son difíciles de identificar y eliminar.

Utilizar los productos adecuados y seguir los procedimientos correctos, así como no someter los muebles de madera a situaciones de “estrés climático”, son los ingredientes adecuados para mantenerlos en las mejores condiciones. Pero si las algas, los líquenes y el musgo atacan la madera, ¿qué podemos hacer?

Veamos juntos cuáles son las 5 cosas que hay que saber, en este caso, para limpiar muebles de jardín de madera.

5 consejos para limpiar muebles de jardín de madera

Mal cuidados, muy grisáceos, marcados por el tiempo, con presencia de algas, líquenes y musgo.

Los muebles de jardín de madera también están sometidos a estos últimos factores que comprometen su estado inicial, por lo que es necesario renovarlo.

Aquí tienes 5 consejos para eliminar y mantener estos organismos alejados de los muebles de madera:

  1. En caso de algas, musgos y líquenes, se recomienda utilizar el quitamanchas SMACCHIO LEGNO que se aplica con brocha, esponja o paño suave, dejándolo actuar unos 20-30 minutos. En este punto se vuelve a aplicar el producto, frotando la superficie con el tampón azul, se enjuaga con agua, se deja secar y al final se frota con un tampón azul.
  2. Una vez finalizada la restauración, para dar protección y al mismo tiempo un aspecto elegante al mobiliario de jardín de madera, se utiliza el impregnante anti-degradación FLUOIL, pigmentado con 10% de OILTONER CASTAÑO. Los dos productos, una vez mezclados y pigmentados, deben distribuirse con un pincel sobre el mueble, repitiendo la operación (pero con un paño suave o papel), unos 30 minutos después, para redistribuir los excesos de producto.
  3. Después de unas 12 horas, los excesos secos de producto se eliminan con un tampón de dureza media, aplicando (si es necesario) una segunda mano de FLUOIL o BARRIER, acabado protector y nutritivo. Para prolongar el tratamiento realizado con FLUOIL y OILTONER CASTAGNO en el tiempo, se utiliza el acabado BARRIER extendiéndolo uniformemente y sin excesos con un cepillo sobre la superficie.
  4. Antes de aplicar BARRIER, si es necesario, la suciedad de la superficie se puede eliminar con DETERCLEAN, un detergente higienizante y ecológico.
  5. BARRIER es un verdadero aliado contra los rayos ultravioleta, uno de los “enemigos” más temibles de los muebles de madera que se encuantran en el jardín. Un producto muy eficaz del que basta una sola capa cada 6-12 meses.

Por tanto, ser consciente de los elementos que provocan el deterioro de los muebles exteriores de madera es tan importante como tomar las precauciones adecuadas (y los productos adecuados) para volver a ponerlos “en forma”.

¡Y admírarlos, como nuevos, en tu propio jardín!

Ricerca articoli

Artículos más leídos

Ver todo